domingo, enero 07, 2007

Marcas blancas

Los fabricantes de ciertos productos de difícil individualización como la leche o el zumo lo hacen mucho: comercializan una parte de su producción con una marca propia a la que asocian un aura de calidad o prestigio y otra bajo marcas blancas o de distribuidor dirigidas a un público más pedestre y sensible a los aprietos presupuestarios. De este modo consiguen cubrir un mercado mucho mayor. No obstante, el producto es idéntico, sólo cambia el embalaje.

Pues bien, una audaz investigación de "El Achab - Diario Independiente del Mediodía" ha descubierto que "Papá Noel" es una marca blanca de los "Reyes Magos de Oriente" (o viceversa). No son vanas especulaciones sin fundamento: tengo pruebas que lo demuestran.

Resulta que, en Nochebuena y por intermediación de los Starbuck (marido y mujer), el barbudo lapón dejó detallitos a todos los comensales. Los regalos iban envueltos en un vistoso papel rosáceo de plateado envés. Pues bien, los presentes que los Magos han dejado en casa de mi abuela para beneficio de todos sus nietos han llegado envueltos en un vistoso papel plateado de rosáceo envés. Todo un canto a la reversibilidad y el reciclaje.

Informados quedan. Habrá que esperar al año que viene para realizar más investigaciones, pero no parece aventurado deducir que Santa Claus sea Melchor con relleno o que Gaspar haga horas-extra como elfo rubicundo. Más complicado es averiguar qué papel tiene Baltasar en esta conjura, porque un negro con turbante lo tiene complicado para no dar el cante en Laponia. ¿Le tocará acaso hacer de reno?

5 comentarios:

mer dijo...

juas!!

el necroscopio dijo...

Yo seré un terrorista de los reyes magos, pero tú eres un chivato...Los niños te van a odiar por descubrir el pastel.
jejeje.

suri kata dijo...

Con unos cuernos y una nariz de payaso, Baltasar pasaría por Rudolph sin problema porque los niños en navidad están como hipnotizados y no se mosquean con nada, ni se fijan en la gomita de la barba ni en los labios raros de Baltasar.
Como para darse cuenta del papel reciclado, hizo muy bien su abuela, que está a 3 euros el rollo.

Achab dijo...

Mer:

Y porque Starbuck se fijó, que yo con el anís no me dí cuenta de nada.

Necroscopio:

La verdad los hará libres (y disminuirá el gasto)

Suri Kata:

Me lo temía.

Esther Hhhh dijo...

Vos mi querido capi, habeis dado con la clave. Efectivamente es sin duda una marca blanca, que en este caso "rebaja" el tiempo, dando más horas a los pequeños de la casa de disfrutar de sus regalos, lo que se traduce en más tiempo libre y menos agobios para sus padres. Y es que yo, que soy gran defensora de los Magos de Oriente, siempre he dicho algo que es cierto: ¿Cómo no va a ganar puntos el gordito de rojo si llega con dos semanas de antelación y justo recién empezadas las vacaciones, lo que supone un mayor disfrute de los regalos? Porque es una mala pasada que los reyes lleguen justo el último día de las navidades, después de haberte pasado 15 largos días aburrida y esperando esos juguetes nuevos. Y cuando por fin llegan, se acaban los días festivos y hay que volver a la tortura de las clases. Y tus juguetitos, nuevos y relucientes, esperandote en casa. Los Magos tuvieron que buscar una solución a tal respecto, así que lo estuvieron hablando y Melchor, que tenía a su padre Nicolás, aburrido tras la jubilación, le sugirió que podría hacerles el favor de hacer un pequeño avance de su llegada, con algunos de los regalos, sobretodo los más grandes y pesados, y así ellos después acababan el reparto sabiendo a sus "clientes" felices gracias al gordito de rojo. Y para que se notara que es un producto de rebajas, lejos de sus trajes majestuosos y de lujo, le plantaron este ridículo pijamita rojo con brocados en borreguito falso.
En fin, esta es la verdad, por si alguien lo dudaba...
Besitosssssssss